Blogger Template by Blogcrowds.

Ángel caído

Es posible que entre el retumbar de viejos éxitos pop no os hayáis enterado, de hecho, a mí me ha costado bastante enterarme, pero ha caído un ángel. Un ángel de tez cobriza, ondulada melena e impactante sonrisa.
Ha muerto Farrah Fawcett, famosa por su interpretación de Jill Munroe, en la más que mítica serie Los Ángeles de Charlie.
Y lo ha hecho luchando, con entereza, y la cabeza bien alta. Tras tres largos años batallando con uñas y dientes contra un cáncer de colon, la vida nos ha enseñado que hay batallas que estamos condenados a perder irremisiblemente, por mucho que ansiaramos la victoria.
La señora Fawcett, porque eso es lo que era, una señora de los pies a la cabeza, fue una luchadora feminista incansable, con mala suerte en el cine, y peor todavía con los hombres. Pero ahí seguía, al pie del cañón, desafiante, como un mascarón de proa que reta a la olas a elevarse sobre el cielo.
Llamadme antiguo, pero yo de pequeño vi decenas de reposiciones de Los Ángeles de Charlie, junto con otras tantas series ochenteras, y nunca me cansaba de ver a las tres hermosas agentes especiales que hacían temblar al tipo más duro. Una de las tantas influencias que han ido conformando mi aprecio por las mujeres fuertes, peleonas, con carácter.
Y, a ser posible, espías secretas.

4 notas:

Una pena, de unos se habla tanto y de otros tan poco, sobretodo con todo lo que tuvo que luchar esta mujer por seguir viviendo

A mi mas que la imagen de Angel de Charlie, siempre me acuerdo precisamente de esa que has puesto y la coña que hicieron sobre esa misma imagen/poster en los Simpson

28 de junio de 2009, 11:37  

A mi no me costó enterarme; no sabía quién era: no me gusta esa serie ni películas horribles que se han hecho. Ni siquiera me entretienen. Mira qué tristeza. No sé si habré visto alguna película que salga, supongo que sí, pero bueno.

Una lástima.

28 de junio de 2009, 12:29  

Yo nunca tuve el placer de ver nada de las Ángeles de siempre, solo ví los remakes en la gran pantalla. Pero siempre he oido hablar de ellas y por cultura popular se que fue una serie que marcó.

Se pierde mucho cuando alguien muere, pero afecta a muchos más cuando es una persona famosa... pero, a mi eso me hace pensar. Recordamos más a los famosos que a personas que, obviamente, no hemos conocido y han pasado desadvertidas por nuestras vidas. Quizá esa persona famosa se haya ganado a pulso nuestro visto bueno por sus acciones en vida, o quizá no... esta semana tenemos a Michael Jackson y a Farrah Fawcett para comparar.
Son personas que no conocemos y quizá deberiamos dejar a sus personas ayegadas, las que les conocieron personalmente la tarea de recordarles.
Es como injusto para otra gente que hace buenas cosas en la vida pero no de forma que se les reconozca y se conviertan en famosos.
Y.. bueno, tu y yo no lo haremos, pero pongo la mano en el fuego que mucha gente abrirá su blog el dia que.. nose Paquirrín (creo que se llamaba así, un idiota que sale mucho en prensa del corazón) muera. Solo porque se ha convertido en un "famoso".

Pero es lo que se dice, ¿no? La Fama otorga la inmortalidad.

Saludos.

28 de junio de 2009, 13:19  

En ese caso, hagamos algo para imnortalizarnos, nose, quememos iglesias o algo ;)

P.D. Comparto tu dolor con Miss Fawcett

P.D.2 OTRA entrega a comodos plazos de tu super estancia seria digna de agradecer ;)

29 de junio de 2009, 22:20  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal