Blogger Template by Blogcrowds.

Hoy se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género, y se eligió esta fecha por el asesinato de tres hermanas reivindicativas bajo la dictadura de Trujillo.
Ahora os ruego que no carguéis las escopetas hasta que hayáis terminado de leerme, por favor.
La violencia de género no existe.
El género es una cuestión puramente cultural, son los valores que determinada sociedad le adjudican a lo que cree que debe ser un individuo en función de su sexo (el sexo es biológico, se basa en la codificación de tus genes, XX o XY, y repercute en lo que tienes entre las piernas).
Así pues, alguien masculino no ha de ser necesariamente un hombre. Alguien masculino es alguien con valores que se piensan son "de hombres". Dentro de nuestra sociedad, consideramos rasgos masculinos cosas como la independencia, la fuerza física, la competitividad o la agresividad. De éste modo, Sarah Connor es una mujer masculina.
Evidentemente, alguien femenino es alguien con valores con los que etiquetamos a las mujeres, como bien pueden ser la sensibilidad, la empatía, la complementariedad o la dependencia (no debe entenderse "dependencia" como incapaz de valerse por uno mismo, sino como capacidad y necesidad de relacionarse con los demás, de este modo, yo dependo de mi madre, o de mis amigos, por poner un ejemplo). Por lo tanto, un hombre puede ser femenino, es más, me atrevería a decir que Nelson Mandela lo es.
Y ni una mujer masculina es una marimacho, ni un hombre femenino es un marica.
Así pues, ¿por qué se le llama "violencia de género"?
Porque hay unos señores, una parodia de un Consejo de Sabios Ancianos, cuyos puestos se eligen a dedo, sin mediar elección alguna, que deciden cómo debemos hablar. Sí, son los llamados Académicos de la Lengua.
Estos señoritingos decidieron imponer "género" porque la utilización de la palabra "sexo" es todavía motivo de chanzas, risas estúpidas y demás comportamientos descerebrados; de modo que, amparados en lo "políticamente correcto", nos la metieron doblada.
Destaco ya de paso que ayer eligieron a la segunda mujer en la historia de la Academia para ocupar un puesto entre ellos. A día de hoy, ya hay dos mujeres entre ellos. No tuvieron predecesoras.
Sinceramente, me alegro mucho de que estos jubilados se hayan dado cuenta de que las mujeres sirven ara algo más que servirles el café mientras marcan las pautas del lenguaje y, por ende, la cultura.
¿Entonces qué?
Pues lo que existe es violencia entre sexos, o violencia intersexual, si quieres ser más técnico, porque son hombres que golpean a mujeres, no Sarah Connor dándole una paliza a Nelson Mandela.
En resumidas cuentas; pegar a una mujer por considerarla inferior, "porque es mía", por ser como es, es deleznable. De hecho, toda forma de violencia es deleznable.
A veces necesaria, como en el caso de la auto-defensa, pero, como ya decían los viejos filósofos griegos, la violencia sólo debe usarse cuando todas las demás alternativas hayan fallado irremisiblemente.
Concluyendo: antes de levantar la mano, pensad.

7 notas:

Yo nunca te pegaría Carcayú.

25 de noviembre de 2009, 17:47  

OLE

PIENSO IGUAL

25 de noviembre de 2009, 22:50  

Por cierto, ole por el tabaco ;) De todas formas sabes que si nos vemos te comprare un golden virginia


Lalaaaa asi me das otro premio de "porque es un amigo " xD el nunca lo haria pero a la inversa!!

25 de noviembre de 2009, 22:53  

O Violéncia Sexista o como se quiera llamar.
Aún así hay dos tipos, en ninguno de ellos se debería de llegar a la muerte, mucho menos el maltrato. Aún así el segundo tipo es muy jodido.

1º-Hombre de las cabernas/tabernas, anticuado, machista, borracho, que unta a la mujer a palos y que tras matarla a ella siempre intenta suicidarse -siempre, curiosamente sin éxito-
Este caso es patético y solo se puede arreglar con leyes y concienciando a las mujeres victimas del maltrato a que lo digan.
2º-Hombre normal y corriente casado con hijos. Su mujer se separa y se queda con su casa, con sus hijos y con su dinero. El "hombre normal" vive pagandole més a més, sin tener donde caerse muerto mientras su mujer se tira a otro en lo que era su casa. Tras años así se le cruzan los cables y ¡¡pum!!! La matan y luego se suicidan, estos si con éxito por lo que han hecho.
Este caso es mucho más peliagudo, no me voy a poner de parte de un asesino, pero debo decir que si entiendo que se le crucen los cables (aunque no lo comparto). Esto solo se puede arreglar mediante leyes, equiparando derechos de ambos padres en caso de divorcio con hijos.

De este segundo tipo hay pocos, todo sea dicho, por desgracia aún hay mucho "macho machista" suelto, gente que se crió escuchando canciones tipo "Me voy a hacer un rosario con tus dientes de marfil"... y así nos va.

26 de noviembre de 2009, 10:25  

Bastante interesante todo, y compartido casi totalmente. Aun así, manifiesto mi disconformidad ante el hecho de que se clasifiquen ciertos valores respecto al sexo (claro, los hombres no somos sensibles, eso es para las mujeres, sí, sí). Pero bueno, supongo que la sociedad en general lo considera así, y ante eso poco hay que hacer.


P.D.: Ah, acabo de ver a Álvaro Pons en las mesas de las elecciones de mi facultad (es que aparte de crítico de cómics también es profesor de Óptica en Burjassot). Como no le conozco personalmente, me ha dado palo decirle nada, pero me hubiera gustado felicitarle por La Cárcel de Papel o algo.

26 de noviembre de 2009, 11:16  

La verdad es que estoy deacuerdo contigo. Mu profundo el post tio

26 de noviembre de 2009, 15:21  

Si, muy bien. Pero hay más tipos de mal tratos que el físico. Y aun que la sociedad se niegue a aceptarlo hay hombres que son mal tratados. Que parece que aquí por ser hombre ya eres culpable y eso me cabrea. Que ya parece la SGAE, es evidente que no se puede permitir, pero es más grave por evitar una cosa se cierren las puertas a otra o aun peor se fomente en cierto modo.

Por que en tanto discurso feminazi sobre los derechos de la mujer y la igualdad y que todo es muy machista, parece que por nacer hombre ahora eres el demonio, un mal tratador y un violador. Que cojones, entiendo perfectamente que no se debe forzar a alguien pero es que toda esa campaña ya parece que busca reprimir, que mucho se dice que debemos respetar y ceder pero nadie dice que ambos sexos deban hacerlo.

27 de noviembre de 2009, 4:33  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal